Contenido violento

¿Sabías que lo que ves y escuchas tiene un impacto químico en el cerebro y en el cuerpo?

Por: Ana Escamilla

Que así como evitamos comer algo echado a perder porque es obvio que nos va a enfermar de la misma forma deberíamos evitar ver violencia o contenido negativo. Solo que este daño es más sutil a nuestro cuerpo, pero de cualquier forma es un daño. Y es que tal vez no te das cuenta que tus músculos se tensionan o se altera tu ritmo cardiaco o tu respiración pero hoy gracias a la neurosciencia e investigaciones bastante accesibles en internet, esta comprobada la actividad cerebral y el daño que nos genera ver imágenes violentas o negativas.

Me ha tocado ver a adultos que dicen que no les gusta ver eso, que luego siguen repitiendo esos pensamientos, que se vuelven a sentir mal, que sueñan feo, etc. pero los mas chistoso, bueno más bien triste, es que tampoco tienen el auto dominio para evitarlo y terminan viendo esos contenidos. Aún y cuando una y otra vez se arrepienten de haberlo hecho. Y luego cómo quieren exigir, o entender o ayudar a sus hijos a lograr este auto dominio.

Si hablamos de los niños es aún más delicado, dependiendo de la edad, no tienen juicio crítico para saber si lo que ven es cierto y cómo les daña a nivel cerebro y cuerpo, por lo que es un reto enseñarles. Lo más fácil como padres es tratar de controlar o prohibir lo que ven nuestros hijos con candados en sus dispositivos o en la TV, restringiendo el uso o los horarios. La realidad es que por todos lados los bombardean con videos, juegos, o contenido de este tipo, o habrá un dispositivo sin candado de algún amigo o conocido.

Te aconsejo que además de controlar, también los enseñes a decidir lo que es mejor para ellos, a honrar y respetar su cuerpo. Repetirles lo valioso que es, ya que es un vehículo que nos sirve o nos impide vivir plenamente. En todos lados podemos encontrar ejemplos de otras personas que podemos usar para enseñarles qué pasa si cuidamos o no nuestra mente y cuerpo. Créales consciencia y explícales las consecuencias mentales y emocionales de ver esto. Porque de verdad ni nosotros los adultos a veces las conocemos.

Por todos lados los bombardean con videos, juegos, o contenido de este tipo, o habrá un dispositivo sin candado de algún amigo o conocido.

Además de controlar lo que ven, también enséñales a decidir lo que es mejor para ellos.

Además escucha sus inquietudes, resuelve sus dudas, ayúdalos a entender sus propias inquietudes.  No sólo les digas que eso ¡no se ve y ya, que está prohibido, que hace daño, que no tiene edad!   Ayúdalos a pensar por si solos, estimúlalos a hacer un alto y analizar las consecuencias, trabaja en forjar su voluntad, aplazar la recompensa (por algo más valioso), evitar la curiosidad morbosa pero principalmente y por encima de todo a guardar el bienestar de su mente y cuerpo a través de lo que escuchan o ven. 

Siempre podemos enseñarlos a decidir qué hacer con lo que les daña.  Este camino es más largo y requiere más de nuestro tiempo pero el día que tú hijo(a) esté expuesto a este tipo de cosas y tu falles con el control o estés lejos,  podrá decidir por si solo(a).  Aislarlo de esto funciona mientras tengas ese control y lamentablemente no dura para siempre; en cambio enseñarlos a pensar, analizar, evaluar las consecuencias y tomar decisiones en el momento justo con consciencia de lo que es mejor para ellos, es un aprendizaje para toda la vida.

¿Qué preguntas puedes hacerles?

  • Has notado… ¿Qué sientes en tu cuerpo (pecho) cuando ves algo que no te gusta o te da miedo? (tensión, se acelera el corazón, la respiración, gritas,etc.)
  • Sabias que eso que sientes (respiración agitada, tensión, corazón acelerado, sorpresa, repulsión) es una forma de dañar tu cuerpo. (es un estado de alerta innecesario y esto causa enfermedades)
  • Si ves una película o video que no te gusta o da miedo… ¿Qué crees que va a pasar cuando estés solo, o te vayas a dormir y la recuerdes? ¿Cómo te vas a sentir?
  • ¿Qué tipo de videos o imágenes te motivan y te ponen feliz? Y de lo contrario…¿Qué tipo de videos o imágenes te aceleran, te irritan, te dan miedo, te hacen llorar o te asustan? ¿Cuáles te sirven o no te sirven?
  • ¿Vale la pena verlas? Si la respuesta es si o no, siempre pregunta, has un ALTO  y cuestiona ¿Por qué las vas a ver?  ¿Qué crees que vas a obtener?  La respuesta que salga de estas preguntas es una forma de saber qué le motiva a tu hijo(a) a verlos y también que los ayudes a hacer consciencia.   Es muy común que conteste -que por que sí, porque quiero, o porque salió solo el video, o porque todos mis amigos ya lo vieron, o que no sabe,  o que no cree que sea algo malo, etc-.  Normalmente actuamos por impulso, curiosidad, sin detenernos a pensar.   Enseñarlos a detenerse a pensar y conectarse con lo que sienten, o les inquieta, les va a ayudar a tomar mejores decisiones.
  • También puedes preguntar ¿Para qué? (es dificíl encontrar una respuesta útil en esta pregutna) y así les ayudes a darse cuenta. Muchas veces puede ser solo esa curiosidad, lo cual es normal,  pero ayúdales a ver lo que se pueden causar si hacen caso a ese impulso curioso y lo bien que pueden estar si logran ser más fuertes mentalmente y evitar ver eso.
  • Por lo que ayúdalos a visualizar y a darle valor a un estado emocional que les aportará más bienestar y buenos resultados que ver eso. Ponles la foto de un niño feliz, realizado, pleno.   Esto les ayudará a tener autodominio de esta actitud impulsiva.  Pregúntales al final ¿Cómo te vas a sentir si logras ser más fuerte (poderoso) que ese impulso?

Educar es una labor que requiere conocimiento, estar bien informado y al día, objetividad, compromiso, dedicación, tiempo y paciencia.  Enfocarte sólo en prohibir o evitar que tu hijo(a) este en contacto con esto no es educar es querer controlar a un ser humano que para que sea pleno y feliz ocupa aprender por si mismo con la guía de sus padres y otros recursos como los son terapias, libros, artículos o expertos  a ser una persona responsable y dueño de sus pensamientos, emociones y acciones.

Te dejo aquí las preguntas para que te sirvan de guía, las imprimas y tengas en un lugar que puedas recordarlas diariamente.

Imprímelo aquí
By |2019-03-07T18:09:25+00:00agosto 26th, 2018|consejos para padres, desarrollo humano, El Espacio de Ana|
× ¡Hola!