Si eres hijo de padres separados o en divorcio y en conflicto entre ellos quiero decirte algo:
Aunque la decisión de tus padres te duela tienes que confiar, respetar y no juzgar lo que están haciendo.
Ellos son adultos tu tal vez aún no por lo tanto ellos tienen más recursos para sobrellevar esta situación, tú no.
Así que:
    • No  permitas que te involucren o te cuenten  sus problemas, acuerdos o desacuerdos.
    • No permitas que te hablen mal del otro o te involucren en los temas de ellos como pareja.
    • No tienes por qué ayudarlos a estar juntos o pelear menos.  Ellos son responsables de enmendar lo que sea que estén causando, tú no.
    • No tienes por qué apoyar más a uno que a otro.  Aunque ellos tengan desacuerdos son tus papás por igual y los puedes apoyar y ver por igual.
    • No tienes por qué pensar que uno es el malo y el otro es la víctima. Eso no existe porque en una relación los dos son responsables por igual y eso es por haber elegido estar ahí bajo las circunstancias que había.
    • No tienes por qué dejar de recibir la misma atención, bienestar o que tus necesidades dejen de ser cubiertas.
    • No tienes por qué darle información de uno de ellos al otro. No eres el intermediario.
    • No tienes por qué cumplir con los caprichos de alguno de ellos por que debas convivir más tiempo o menos tiempo con el otro.
    • No tienen por qué privarte de convivir con alguno de tus padres al menos que tú consideres que te hace daño.
Y si eres tan pequeño como para leer y entender esto y alguno de tus padres te usa para chantajear a su ex, o para manipular, o para abusar, o para lastimarlo, o para vengarse no creo que sea porque no te quiera creo que es porque tú como hijo eres el único recurso que encuentra para conseguir lo que sea que esté peleando en ese divorcio que normalmente son dos cosas:
  • 1.Dinero y bienes
    2.Que el otro “pague por lo que le hizo”
Ojalá y alguno de esos padres de verdad este leyendo esto porque necesitamos abrir la conciencia de entender que los hijos deben de permanecer intactos y tienen el derecho de convivir por igual con sus padres aunque como  marido o esposa hayas cometido errores o tomado malas decisiones.   Eso no significa que seas mal padre o madre.
Por favor blinden a los hijos del divorcio.  No pienses que usar a tus hijos en contra de tu ex es una forma de salir mejor librado(a).  Y si eres una mujer que recibía sólo ingresos de su marido, anímate a hacerte cargo de ti y ambos busquen acuerdos justos y en equilibrio para empezar una vida digna separados para que no tengan que usar a sus hijos consciente o inconscientemente en contra del otro.
 Cuando los hijos toman partido  o rechazan a uno de los padres es porque como padres tal vez sin darnos cuenta estamos mandando mensajes equivocados a ellos.   Si tu ex es buen padre o madre aunque tu relación haya sido muy mala y tengas sentimientos encontrados con tu ex, resuelve en terapia o con lo que te haga sentido,  pero ten la madurez y la inteligencia emocional de dejar que para tus hijos esa relación permanezca intacta.  De por sí es doloroso para todos y peor que  los hijos paguen precios que no les corresponden.
By | 2017-09-09T00:27:08+00:00 mayo 12th, 2017|El Espacio de Ana|