Cuando ponemos la atención plena en lo que hacemos nos es más fácil aprender e incorporar a nuestra mente nuevas ideas y disfrutar más de los momentos.

Por: Ana Escamilla

El tener una salud mental positiva no significa ser feliz durante todo el tiempo, sin sufrir dolores emocionales, como la pérdida de un ser querido, o alguna crisis, como perder el empleo. Lo que sí podemos hacer es aprender a gestionar estas situaciones y tener estrategias para afrontarlas de la mejor manera posible.  Esto es posible gracias a Mindfulness, una nueva técnica de meditación, que con su práctica regular nos ayudará disfrutar más del presente, logrando tener una vida mental más saludable.

En el Mindfulness, se utilizan técnicas de respiración, de meditación, de yoga… con las que conseguiremos ser más conscientes de nuestros pensamientos y sentimientos de manera que podremos tomas decisiones estando seguras de ellas.   Esto se logra debido a que dejamos de engancharnos a lo que sucede a nuestro alrededor logrando una pausa entre el estímulo y lo que pensamos/sentimos acerca de eso.   Cuando nos enganchamos, reaccionamos inmediatamente a lo que sucedió imitándolo o sobreactuando, y luego podemos arrepentirnos de ello.   Al ser conscientes de esto, y hacer esa pausa logramos responder con más opciones, teniendo así la libertad de nuestro propio actuar.

Te voy a dar un ejemplo:  la esposa olvidó darle a tiempo un mensaje importante a su marido, se lo dice y le responde -lo único que te importa son tus cosas, que mal te portas conmigo-.  A lo que le contesta – ¿mala yo? date cuenta que te estoy haciendo un favor-.  Y así puede continuar este diálogo reactivo poco constructivo.

Vamos a hacer el análisis del marido, hay juicios que él hace: “sólo te importan tus cosas” y “qué mal te portas conmigo”.  El marido ante una acción que fue, no dar el mensaje a tiempo, sin pensar y en mecánico hace esos dos juicios, que en realidad tienen que ver con su propia experiencia e historial de creencias y emociones.  Si hubiera puesto en práctica, la atención plena, hubiera podido distinguir el hecho, sin hacer juicios:  No me dio el mensaje a tiempo.   Una buena opción sería explicarle la relevancia del mensaje y pedirle una estrategia para corregir eso en el futuro.

La esposa se engancha con los juicios del marido y le cuestiona: – ¿mala yo?  y molesta le contesta que le está haciendo el favor.  Si ella hubiera creado esta pausa podría ser consciente de que los juicios que hace el marido surgen de sus propias experiencias y le hubiese podido responder con más opciones y desde una posición mas asertiva y consciente: entiendo tu descontento, no hay por qué tomar personal mi olvido. Te ofrezco una disculpa, dime si hay algo que pueda hacer para reparar este daño.  Generando una conversación constructiva de solución.

Cuando logramos crear esta pausa y estar presentes y en consciencia logramos obtener una libertad en nuestras decisiones y en nuestro actuar.  Y al mismo tiempo usando las emociones adecuadamente y a nuestro favor.  Por lo que esta práctica cada vez se utiliza más para lograr el bienestar y salud mental, consiguiendo que las personas que practiquen este tipo de meditación logren aprovechar al máximo su potencial, teniendo un papel importante en su entorno, ya sea familia, relaciones, y en su lugar de trabajo.

Aplicaciones Terapéuticas

Numerosas terapias psicológicas y programas de reducción del estrés, están introduciendo el Mindfulness como técnica en sus proyectos, como la terapia cognitiva Minfulness-Based (TCAP), o la terapia de Reducción del estrés Mindfulness-Based (MBSR). Estas terapias combinan técnicas de pensamientos, como son la meditación, los ejercicios de respiración, con elementos de la terapia cognitiva-conductual.

Las investigaciones que relacionan Mindfulness y Bienestar demuestran como la práctica de esta técnica proporciona resultados positivos a las personas que la practican, como la reducción de problemas de estrés, depresivos, conductas adictivas, problemas físicos, enfermedades cardiovasculares, entre otras.

El último estudio realizado por la Universidad de Oxford en noviembre de 2013 demuestra una evidencia clara de la eficacia del Mindfulness. Se realizó un estudio a 273 personas que practicaban esta técnica durante un mes, obteniendo resultados como, la reducción del 58% en los niveles de ansiedad, el 57% en los niveles de depresión, y la reducción del 50% del estrés.

Debido a estos buenos resultados, cada vez más personas se interesan por el Mindfulness y como poder combatir sus problemas a través de esta técnica. Si eres uno de ellos y estas interesado en cómo mejorar tu bienestar a través del Mindfulness.

¡Contáctame HOY!

¡Inscríbete en cualquiera de mis cursos!

Solicita Información