En el pasado, se creía que la fatiga muscular hacía que nuestro cuerpo se frenara tras un excesivo esfuerzo intenso.  Pero hoy en día un creciente número de científicos cree que la clave de la resistencia física está en la mente.

Por: Ana Escamilla

Científicos como el profesor Sam Marcora, fisiólogo del ejercicio de la Universidad de Bangor, opina que la razón por la que los atletas pueden superar sus límites, descansar y recuperar las condiciones para intentarlo otra vez, se debe a un mecanismo consciente que depende de la percepción individual del esfuerzo excesivo.  Esto quiere decir que el que un atleta pueda continuar corriendo se debe a su creencia del esfuerzo que está realizando más que a su fuerza y resistencia muscular.

El Dr. Marcora, ha propuesto una alternativa que dice que es la percepción de esfuerzo la que limita el rendimiento de resistencia, no la capacidad real de los músculos. Demostró en un estudio que los músculos aún podían alcanzar la potencia de salida requerida por el ejercicio de resistencia incluso cuando se había alcanzado el punto de agotamiento percibido.  (The limit to exercise tolerance in humans: mind over muscle? Samuele Maria Marcora, Walter Staiano, European Journal of Applied Physiology, 2010)

Lo que Marcora ha encontrado es que los atletas abandonan el ejercicio de resistencia, sintiendo que están agotados, antes de alcanzar su límite fisiológico absoluto. De hecho, inmediatamente después del agotamiento, los músculos de las piernas son capaces de producir tres veces la potencia requerida por el ejercicio de ciclismo de alta intensidad.

Varios estudios demuestran que los atletas que hacen un entrenamiento físico y mental tienen un mayor margen de mejora: tanto como 120%, comparado con el 40% de aquellos que sólo trabajan su forma física.  

Al igual que otras sensaciones corporales, la percepción del esfuerzo es un sentimiento poderoso que está ahí por una razón. La percepción o creencia de que hemos llegado al agotamiento nos impide dañarnos al hacer demasiado ejercicio.  Es un mecanismo que nos ayuda a sobrevivir. Marcora utiliza la analogía del dolor: si se tuerce el tobillo, es posible que aún pueda seguir la mecánica de la marcha, pero el dolor lo previene, y así evita que cause más lesiones.

La teoría original condujo al desarrollo de innumerables desarrollos de entrenamiento, como los monitores de ritmo cardíaco, el consumo de carbohidratos para reponer el glucógeno en los músculos cansados ​​e incluso el dopaje sanguíneo, de modo que la hemoglobina lleva más oxígeno a los músculos activos.

“Se ha demostrado que estas técnicas son efectivas, y siguen siendo efectivas”, dice Sam Marcora, “pero ahora tenemos un nuevo modelo teórico de rendimiento de resistencia y esto, a su vez, llevará a más técnicas y estrategias de entrenamiento para ayudar a los atletas de resistencia a mejorar su desempeño.”

Podemos considerar que Mindfulness enfocado al deporte es un entrenamiento mental como forma de meditación en movimiento que nos ayuda a concentrarnos y estar presentes con pensamientos neutrales o anclados en la respiración evitando que nuestra mente emita pensamientos negativos que sólo afectan en nuestra percepción del dolor incitando a que el cuerpo se detenga.

Espero que estas investigaciones te sean útiles para incrementar tu resistencia y resultados en tus entrenamientos y competencias.